a
El Jefe de Estudios tiene a su cargo la elaboración del horario del profesorado. Coordina y apoya las funciones de los tutores-as del Centro, especialmente en lo que se refiere a la atención que precisan los alumnos-as en los momentos críticos de su escolaridad. A tal efecto, se reune periódicamente con los tutores-as de cada curso y lleva a cabo la coordinación de éstos con el equipo de orientación. Asimismo, fomenta la actuación coordinada del profesorado en todos los niveles y ciclos, sin perjuicio de la función de coordinación general que otros órganos unipersonales de gobierno tienen asignadas.
Sin perder de vista la idea de «equipo directivo» como forma de dirigir el centro, nos encontramos con una figura clave en su organización, el Jefe de Estudios, que representa el motor de la vida académica y que en muchas ocasiones no está suficientemente reconocida, dada la labor y la responsabilidad que tiene que asumir. Así, si el director debe asumir funciones de animador, impulsor y coordinador de la actividad global del centro, el jefe de estudios es el responsable de que la actividad propiamente académica funcione adecuadamente, coordinándola y motivando al profesorado para su realización.


Funciones del jefe de estudios:

La Jefatura de Estudios coordina y vela por la ejecución de las actividades de carácter académico de profesores y alumnos en relación con el Plan Anual de Centro. El Jefe de Estudios coordina, asimismo, todas las actividades de orientación y complementarias de alumnos y profesores. Además son obligaciones del jefe de estudios:
-Estructurar y coordinar, agrupamientos y programaciones en las actividades vinculadas a los grupos flexibles y grupos de apoyo e integración así como la organización de los horarios
-Informar a los Órganos Colegiados y a la dirección sobre el análisis de resultados escolares habidos en cada evaluación y, con ello, sobre el grado de éxito/fracaso alcanzado por el alumnado.
-Coordinar los servicios de apoyo externo (EATAI, EOE, CEP).
-Fomentar, orientar y coordinar las actividades tutoriales de los profesores velando por el cumplimiento del Proyecto de Centro y el Plan de Centro
-Dinamizar, orientar y coordinar la elaboración del PCC así como sus posibles adecuaciones al contexto sociocultural del alumnado.
-Informar al Director/a, al Órgano competente o a la Administración de las faltas de los profesores y de sus causas. Además expondrá en el tablón de anuncios de la sala de profesores las faltas mensuales de éstos.
Anotar los retrasos y posibles incidencias horarias. No obstante, habrá que tener en cuenta todo lo regulado en las Instrucciones de principios de curso existentes al respecto.
-De la misma forma actuará con respecto a las faltas reiterativas de los alumnos, que le serán transmitidas por los tutores y se les informará a los padres.
-Organizar los actos académicos.
-Cualquier otra función que le pueda ser encomendada por el Director/a dentro de su ámbito de competencia.

Las competencias:
Las competencias del jefe de estudios van en la línea de coordinar y velar que la actividad académica del centro se desarrolle lo mejor posible. Así, elaborará los horarios de profesores y alumnos; planificará y organizará las actividades de formación de profesores; coordinará las actividades académicas, de orientación y complementarias; coordinará las tareas de los equipos de ciclo y la acción de los tutores; coordinará e impulsará la participación de los alumnos en el centro, velando por la ejecución de las actividades de carácter académico, de orientación y complementarias. También sustituirá al director en caso de ausencia o enfermedad y ejercerá, por delegación del director y bajo su autoridad, la jefatura del personal docente en todo lo relativo al régimen académico.

Actuación:

Por lo tanto, sobre el jefe de estudios recaen todas aquellas actuaciones propiamente educativas que determinarán la eficacia del centro. Tendrá que asumir que deberá llevarlas a cabo en un marco en el que prima la autonomía del profesor y el principio de participación en la toma de decisiones. Su actuación deberá basarse más en el convencimiento y la motivación que en el ordeno y mando, teniendo como referencia el contenido de documentos como el Proyecto Educativo, el Proyecto Curricular y la Programación General Anual, en donde deberán concretarse con claridad las normas y objetivos que presiden el centro educativo, y que el jefe de estudios es uno de los responsables de que se lleven a cabo.